El talento humano es un factor fundamental para el desarrollo de cualquier empresa. Incluir y desarrollar un plan de desarrollo de talento interno da lugar a multitud de beneficios para los empleados y la propia organización y ayudarán al mejor funcionamiento de la empresa 

core-formacion(2)

¿QUÉ ES UN PLAN DE DESARROLLO DEL TALENTO?

Un plan de desarrollo del talento es el proceso de transformación de una empresa en el cual el empleado adopta nuevas formas de conocimiento con el fin de incrementar su talento a la hora de afrontar su jornada laboral. El desarrollo del talento beneficia a la empresa ya que sus trabajadores obtienen nuevos conocimientos para elaborar sus funciones de manera eficiente y asumir nuevas responsabilidades.  

¿QUÉ BENEFICIOS APORTA A LA EMPRESA?

Los trabajadores cualificados mejoran el rendimiento de la empresa y desarrollan su trabajo con mayor satisfacción porque ven la posibilidad de avanzar en su carrera profesional y buscan nuevas oportunidades. Entre los beneficios de implementar un plan de desarrollo del talento se encuentran los siguientes: 

  • Formación para trabajar con más eficiencia. Los conocimientos y habilidades que los empleados adquieren en la formación ayudarán a desarrollar las tareas laborales con más eficiencia. 
  • Mayor motivación. Para que una empresa crezca es necesario que sus empleados estén motivados. Ofrecerles una formación es un factor de motivación que las empresas deben tener en cuenta para que los empleados mejoren en la actividad de sus puestos de trabajos. 
  • Buen clima laboral. Es importante mantener un buen clima laboral para que los empleados se encuentren bien y puedan rendir en su puesto de trabajo. 
  • Confianza y compromiso con la empresa. Los empleados que se sienten a gusto con la empresa en la que trabajan desarrollan su tarea con más implicación, por lo que es importante promover valores como la confianza y el compromiso. 
  • Optimización de costes. Invertir en formación en los empleados de la empresa aumenta la producción y, por consiguiente, reduce los costes. El desarrollo del talento interno de la empresa evita invertir en la selección y formación de nuevos empleados.

El desarrollo y la retención de talentos supone una gran ventaja para las empresas porque se evitan cambios constantes de trabajadores y refuerzan la imagen de una empresa.  

TALENTO HUMANO, VALOR INTANGIBLE DE LAS EMPRESAS

Son las destrezas de cada persona las que permiten que las empresas puedan cumplir con éxito con todas las metas y objetivos que se proponen. La gestión adecuada del talento humano por parte de las empresas permite potenciar la imagen de la organización a través del desarrollo de los siguientes valores: 

  • Compromiso. Todos los empleados que se sientan comprometidos con los objetivos fijados de las empresas aportarán lo mejor de cada uno en los proyectos y labores internas. 
  • Respeto y reconocimiento hacia uno mismo y hacia los compañeros. 
  • Comunicación entre todos los miembros para evitar malentendidos. 
  • Transparencia, tanto en el ámbito interno de la organización como en el externo, para favorecer el buen funcionamiento de la empresa. 
  • Disfrute en el desempeño y formación de las actividades para favorecer el entorno y alcanzar el éxito.
  • Aprendizaje individual y colectivo continuo que permitan generar nuevas ideas y llevarlas a la práctica. 
los valores del talento humano

¿CÓMO ELABORAR UN PLAN ESTRATÉGICO DE DESARROLLO DEL TALENTO HUMANO?

La elaboración de un plan estratégico de desarrollo del talento tiene tres pilares básicos para su correcto funcionamiento: diseño, gestión y supervisión. Además, es importante que se establezcan la misión y visión de la empresa para cumplir con los objetivos.  

El plan de acción de desarrollo del talento consta de cinco fases que son necesarias de completar para poder pasar a la siguiente. Estas son: 

  1. Conocer las necesidades del talento. Para fijar los objetivos a medio y largo plazo que una empresa desea cumplir, es necesario conocer las necesidades de la empresa para saber qué el perfil que se requiere. Hay que preguntarse qué talento necesita la empresa y, a partir de ahí, enfocar el talento humano en esas necesidades. 
  2. Reconocer el talento que hay en la empresa. Existen herramientas que permiten conocer el potencial de cada empleado. Es necesario para que el empleado pueda desarrollarlo y, así, saber ubicarlo en un puesto de trabajo acorde a sus capacidades y habilidades. 
  3. Elaborar un plan de desarrollo individual. Es fundamental que cada empleado conozca sus fortalezas y debilidades para desarrollar un plan individual acorde a cada uno. Esta es una de las claves para que una empresa sea exitosa. 
  4. Seguir el plan de desarrollo. El seguimiento de las pautas marcadas y el análisis de su evolución permite mejorar ciertos aspectos. 
  5. Reanalizar y volver a empezar. Las necesidades de las empresas evolucionan al mismo ritmo que cambia el mercado laboral. Por eso, es importante analizar cada cierto tiempo las necesidades de las empresas y diseñar nuevos planes adaptados. 

La labor del departamento de recursos humanos es esencial a la hora de elaborar un plan estratégico de desarrollo del talento humano, pues son los encargados de identificar el potencial de cada trabajador y determinar qué puesto es el más adecuado para desarrollarlo. 

Share This